martes, 17 de julio de 2012


COMUNICACIÓN , IDEOLOGÍA Y APARATOS IDEOLÓGICOS
Por  ALAM ALBERTO PAREJO


Santiago Castro Gómez manifiesta que: “la cultura, se ha convertido en un bien de consumo gobernado por los imperativos del mercado, y no evita sostener que la cultura se halla vinculada a un aparato de producción y distribución que, ya desde Marx, recibe un nombre propio: el capitalismo”.



Hoggart expone que: “la Inglaterra de la industria cultural ha “colonizado el mundo de la vida” de las clases populares inglesas y desarticulado su carácter orgánico. El cine, la televisión y las revistas de entretenimiento han desarraigado a los obreros de su propia cultura, exponiéndolos a la perversa influencia de la sociedad de consumo”.



“El planteamiento que Hoggart analiza, describe claramente la influencia de los medios, y contiene dos términos que están en oposición: desarraigo y consumo, que en la medida que se produjera el crecimiento de la producción industrial y el desarrollo tecnológico de lo años siguientes, se tornaría en una relación contraproducente para la libertad del pensamiento y autonomía de los individuos y de los grupos sociales, principalmente en tanto expuestos a la influencia de los medios”.



“los análisis de contenido descubren que el producto no es el objeto de venta, sino que esta asociado a ese conjunto de valores que son el significado buscado por el destinatario, no sobre el producto, sino sobre cuanto representa; es en ese sentido que tiene la función como un valor simbólico, pues está elaborado con significados asociados a la frustración y a la necesidad de compensación que tiene el usuario sobre su realidad: los contenidos mediados ofrecen esa posibilidad de compensación”.



“Los medios de comunicación son en sí aparatos ideológicos, no solo de sí mismos, sino de los organismos e instituciones con las cuales contrae relaciones de representación. Cada gobierno también es aparto ideológico de su propia empresa gubernamental y utiliza medios masivos de comunicación como aparatos ideológicos del estado”.

Althusser señala que: “el nivel económico establece relaciones en las que los individuos son parte de una estructura de producción, nos lleva a asumir que los individuos son mano de obra capaces de realizar un trabajo sobre una materia determinada, para entregar a su vez un producto esperado, y en reconocimiento se atribuye una valor que paga el trabajo realizado, pero el producto se transforma para el patrón en objeto de consumo o en objeto comercial, en cuyo caso como mercancía lleva el valor de la producción, el valor de la transacción, y el de la ganancia; será el destinatario consumidor final quien cubra el alcance del valor correspondiente en la transacción económica”.



ALAM ALBERTO PAREJO CASTRO
No tiene  bibliografía.

3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. La base de las nuevas industrias y tecnologías están, en crear necesidades a los individuos haciéndoles le creer que así como la tecnología va avanzando nosotros también tenemos que estar al alcance de esta, por eso es que presentan cantidades de imágenes muy llamativas donde el consumidor se verá atraído por ellas hasta el punto de que no le importara comprarla al precio que ellos pidan.

    La publicidad ha crecido de una manera muy rápida y el ser humano es el mayor objetivo que ellos presentan ya que este es el mediador para que consuma y obtenga todo a lo que el mass media le hace publicidad.
    Por ellos es que la televisión ya presenta mensajes que no tienen ningún sentido de discreción. Ya no están importante que una mujer salga cubierta al contrario tiene que verse sexi y llamativa para que la pauta tenga buen resultado.
    El mass media es el encargado de persuadir todo tipo de información a los individuos, por eso es que utilizan metodologías que manipulan y ponen en acción al receptor para que acate todo el mensaje que es emitido por ellos.

    Bibliografía
    Libro semiótica de los mensajes mediados
    La publicidad y consumo
    Jean Baudrillard

    ResponderEliminar